Finalmente, el horno de leña.

E  S  P  E  C  T  A  C  U  L  A  R  !!!

A veces las palabras de quedan pequeñas para describir algo que sobrepasó las expectativas iniciales de todos, por eso el ligero énfasis anterior. Es toda una experiencia, siguiendo las lineas de la tendencia nueva (milenaria) del slow-food. Prender la leña. Esperar que haga llama. Refrescarse. Vigilar el horno. Esperar a las brasas.Refrescarse. Mientras tantos preparar lo que sea que se vaya a hacer (intento #1: pollo, intento #2:pizza)(!!!). Preocuparse por el humo excesivo. Hacer nota de comprar la madera en otro lado (quizás probar algo más aromático). Meter a al horno el platillo seleccionado. Cruzar los dedos. Revisar. Esperar. Revisar. Esperar. Refrescarse.

Es todo un arte (o ciencia, no me decido) pero sin duda es una herramienta que traerá cosas deliciosas. Próxima entrada: la receta de mi pizza de uchuvas, cebollas caramelizadas, queso brie, mozzarella y manchego, que incluirá la receta de mi papá para la masa de pizza.

Un comentario en “Finalmente, el horno de leña.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s